Primera parte impecable, la segunda parte totalmente opuesta, nos cuesta mucho meter goles.
La actitud de los niños como siempre la mejor, intentando jugar al fútbol y aprendiendo poco a poco.