Primera parte parte sin ritmo, sin intensidad, muy espesos con balón y muy poco agresivos sin él. 0-1 al descanso y malas sensaciones.
Tras la reanudación vemos la mejor versión del equipo, la que nos ha hecho estar arriba en la clasificación en esta liga tan difícil, presionando, intensos sin balón y haciendo daño con él. Damos la vuelta al marcador después de muchas ocasiones, pero en la única ocasión que tienen en la segunda parte nos empatan.
Volvemos a incidir, a apretar y a confiar, y logramos el 3-2 definitivo con merecimiento.
Primera parte para olvidar y segunda parte para demostrarnos a nosotros mismos que si este equipo quiere, puede.