Partido igualadísimo, con pocas ocasiones de gol y marcado por la lesión de nuestro capitán Iago en el minuto 10, que tuvo que ser atendido por los servicios de urgencias y parar el partido durante 30.
Primera parte en la que tuvimos alguna ocasión más que ellos, pero la igualdad, a pesar de la superioridad física, fue la nota más característica del partido.
Segunda parte, exactamente igual y en la que solo una acción aislada podría hacer que uno de los dos equipos se llevara los tres puntos. Y así fue, un centro de ellos al área desde la parte derecha se envenenó entrando justo por nuestra escuadra de nuestra portería. Tratamos de igualar el partido…tuvimos alguna ocasión para igualar pero no fuimos capaces de materializarla.