Partido contra un rival difícil que ha sabido llevar el partido desde el principio encerrándonos en nuestro campo.
Nuestros peques salieron un poco nerviosos y despistados y se notó en el partido.


Intentaron aguantar al rival de principio a fin con una gran defensa pero fueron superiores a nosotros.
Un robo en el saque de balón del equipo rival nos dio nuestro único gol.


Gran esfuerzo de los niños y ya pensando en el próximo partido que seguro que será mejor!